El reciente temporal Filomena paralizó la Comunidad de Madrid y otras comunidades por la gran cantidad de nieve que dejó. Entre sus consecuencias, estuvo una que afectó directamente a la salud.

Según los datos, más de 2000 personas tuvieron que ser atendidas en hospitales madrileños por traumatismos. De las más de 7000 llamadas que recibió el servicio de emergencias en las tres jornadas más intensas de la borrasca, 146 fueron por caídas en la calle.

Aunque lo más común fueron fracturas de muñeca, tobillo o cadera, la realidad es que caídas de estas características pueden dañar también otras estructuras óseas como la columna vertebral.

Cómo afecta una caída a la columna

Además de las lesiones que puede producir una caída originada por un resbalón en diversas partes del cuerpo, la espalda es otra de las grandes afectadas por estos accidentes.

Una caída puede llegar a fracturar una vértebra o causar incluso una hernia discal

Al caer se produce un fuerte impacto del cuerpo contra el suelo, un golpe que puede ser tanto más grave en función del propio peso del individuo. Ese golpe puede llegar a fracturar una vértebra o causar incluso una hernia discal, ambas lesiones que generan un dolor significativo y limitan la movilidad.

Lesiones en la médula espinal

Como ya hemos explicado, un golpe fuerte es capaz de generar fracturas en la columna vertebral a diferentes niveles. Pero además, la médula espinal puede llegar a verse comprometida o dañada a consecuencia de la caída.

Según datos manejados por el sector, las caídas causan más de una cuarta parte de las lesiones de médula espinal

Según datos manejados por el sector, las caídas causan más de una cuarta parte de las lesiones de médula espinal. La mayoría de ellas suelen darse en adultos mayores de 65 años.

Cuando la médula espinal sufre un daño, las células que se pierden no se recuperan. Esto significa que, a corto o largo plazo, la lesión puede derivar en una parálisis temporal o permanente.

Fractura de cóccix o coxis

Es otra de las lesiones más comunes producidas después de una caída. El cóccix se sitúa en la base de la columna vertebral y suele estar formado por cuatro vértebras que forman una curva en dirección a la pelvis.

El cóccix se sitúa en la base de la columna vertebral y suele estar formado por cuatro vértebras

Los síntomas más habituales cuando se produce una fractura de cóccix o coxis son dolor al sentarse o levantarse de una silla, molestia en la parte baja de la columna lumbar, aumento del dolor al ir al baño.

También puede haber inflamación y algún hematoma en la zona cuando la causa de la lesión es un traumatismo o caída.

Este tipo de lesión suele producir mucho dolor y requiere un tiempo prolongado de curación que oscila entre las 8 y las 12 semanas. La recomendación suele ser principalmente el reposo, la aplicación de hielo y un tratamiento de fisioterapia adecuado.